FOR EMERGENCIES CALL 911

Causas y Sintomas de la Artritis en la rodilla

Causas

La artritis, una enfermedad autoinmune, afecta adversamente la salud de las articulaciones (como podemos ver en nuestro artículo anterior). Hay varias causas de la artritis de las rodillas, entre las que tenemos: desgaste del cuerpo debido a la edad, sobrepeso, lesiones comunes de la rodilla (menisco roto, ligamento dañado y fracturas óseas), trauma en la articulación de la rodilla, Enfermedad, una infección, y ciertos factores genéticos pueden conducir a la artritis de la rodilla.

Un trastorno metabólico también puede afectar la función de la articulación de la rodilla. Las personas mayores de 50 años de edad tienen más probabilidades de padecer esta enfermedad degenerativa de las articulaciones. Con la disfunción de la articulación de la rodilla, la persona puede tener dificultades para llevar a cabo las actividades cotidianas.

Síntomas

La fiebre, la fatiga, la rodilla hinchada, el dolor con actividades, la pérdida de apetito, la pérdida de energía y la pérdida de peso son algunos de los síntomas comunes de la artritis de rodilla. Los síntomas pueden variar de persona a persona pero de uno de los siguientes o una combinación de ellos están siempre presentes:

  • Dolor: La persona puede experimentar dolor constante en la rodilla afectada. Negligencia y falta de tratamiento adecuado puede empeorar el dolor en las articulaciones.
    Sensación de ardor: La persona puede experimentar una sensación de ardor en el área que rodea la articulación afectada. El uso repetido de la articulación puede empeorar la situación. El dolor puede agravarse en la parte posterior del día.
  • Sensación de crujido: Una vez que el cartílago se desgasta, una sensación de trituración o crujido se detecta en la articulación de la rodilla. Se asocia con un hueso moliendo contra otro hueso. Durante los movimientos se puede oír un sonido de chasquido o grietas.
  • Movimiento limitado: La degeneración de la articulación afecta seriamente la función de la articulación. Esto se traduce en un movimiento restringido de la articulación y el dolor. Dificultad en la flexión y el fortalecimiento de la pierna se puede notar.
  • Dificultad para usar Escaleras: La dificultad para subir las escaleras o dificultad al bajar es uno de los síntomas comunes de la artritis de rodilla.
    Deformidad de la rodilla: El desgaste del cartílago protector puede exponer el hueso dentro de la articulación. Knock rodillas o proa piernas se notan a menudo en los ancianos, ya que la enfermedad afecta negativamente la estructura de la articulación.
  • Rigidez de la rodilla: La rigidez en la articulación de la rodilla al despertarse por la mañana es un síntoma temprano de la artritis. Durante el día, puede haber una cierta cantidad de mejora; Pero la articulación rígida generalmente resulta en movimiento restringido y dolor.
  • Inflamación: Se puede notar enrojecimiento, hinchazón y sensibilidad alrededor de la articulación afectada en cualquier paciente con artritis. La rodilla hinchada está hinchada al tacto.
  • Bultos duros: Pueden aparecer golpes duros alrededor de la rodilla.

Remedios caseros como terapia de calor y frío, baños calientes o spas, masajes con aceites esenciales, y ciertas hierbas medicinales funcionan muy bien para la artritis. La cirugía de reemplazo de rodilla se ha vuelto bastante común, pero debe ser la última opción para tratar la artritis. En caso de dolor leve y rigidez, el ejercicio regular puede ayudar a reducir los síntomas. Cambiar el patrón y el tipo de rutina de ejercicios y usar un corsé ligero en la rodilla durante el ejercicio puede ayudar a aliviar el dolor. Los ejercicios de rodilla se consideran como parte del tratamiento de la artritis. Los ejercicios aeróbicos, especialmente los aeróbicos acuáticos se utilizan para tratar la artritis. Los pacientes con sobrepeso necesitan bajar de peso. La pérdida de peso ayuda a bajar la presión sobre las rodillas. Los pacientes deben consultar a un médico para saber qué alimentos evitar y que incluir en su dieta regular. Una dieta especialmente diseñada para la artritis ayuda a controlar la enfermedad. Las drogas anti-inflamatorias y analgésicos ayudan a aliviar el dolor y la hinchazón.

La gente generalmente tiende a ignorar el dolor de rodilla o dificultad en el movimiento de la rodilla. El diagnóstico precoz y el tratamiento oportuno ayudan a prevenir el empeoramiento de la situación. Si usted está experimentando rigidez y dolor en una rodilla, debe consultar a su médico tan pronto como sea posible. Siguiendo las instrucciones del médico puede ayudar a retardar el avance de la enfermedad. Cambios simples en la dieta y el estilo de vida, medicación rápida, uso de suplementos y ejercicio regular ayudan a controlar la artritis de la rodilla.